Olivia Robertson

Hoy hace un año que Olivia Robertson murió. Ella, juntamente con su hermano y su cuñada fundaron Fellowship of Isis. En nuestro Iseum la recordamos con cariño. Olivia fue y sigue siendo uno de los pilares de un camino que empezamos a transitar cuando nos hicimos miembros de su organización. A continuación ofrecemos la traducción de su biografía hallada en la página oficial de la FOI. Como miembros de esta Hermandad agradecemos de corazón todo el trabajo hecho por esta increíble mujer.

Olivia Melian Robertson nació en Londres el 13 de abril del año 1917, un “viernes 13!” como ella misma decía asociando la fecha como un día señalado para la Diosa. Sus padres eran Nora (Parsons) y Manning Durdin-Robertson. Ella fue la segunda de sus cuatro hijos. En 1925, cuando Olivia tenia ocho años, su familia se mudó de nuevo a Irlanda, a su hogar de origen, el castillo de Clonegal. 
 
A partir del año 1938 Olivia se formó en diferentes escuelas; la Escuela Heathfield en Ascot, la Escuela de Arte Moderno Grosvenor en Londres y la Universidad Nacional en Dublín. Ganó la beca Purser-Griffith para la History of European Painting. Cuando Olivia terminó su educación en la Universidad Nacional de Dublín en el año 1942, pasó a trabajar en la Corporación de Dublín durante cuatro años. Publicó el primer libro sobre sus experiencias en el Dublín Playground, “St. Malachy’s Court” en 1946.
 
A Olivia le encantaba pintar y dibujar, así como también escribir: “Mi escritura expresa mi mente y mi espíritu: el arte para mí muestra lo que dicta mi intuición y mi corazón”. Olivia tuvo una temprana carrera como escritora en la que a menudo ilustraba sus propios libros. Ella también realizó dos exposiciones de arte públicas en los años 1939 y 1956. En 1948 publicó su segundo libro “Field of Stanger”, el cual recibió el premio London Book Society’s Choice. Siguió publicando libros: “The Golden Eye” (1949), “Miranda Sepeaks” (1950) y “It’s an Old Irish Custom” (1954). Su último libro, “The Dublin Phoenix”, publicado en 1956, se agotó en su primer día. Su amor por las artes se manifestó más tarde en la creación del Muses Symposium dentro de Fellowship of Isis. 
 
En 1940, Olivia sirvió como enfermera V.A.D. en Bedfordshire durante la guerra, y en los años 60 fundó una organización de beneficiencia social y local con su hermano Lawrence y la esposa de éste, Pamela Durdin-Robertson. Siempre animando a los demás en su propio voluntario y el trabajo caritativo formó, más adelante, otro proyecto especial dentro Fellowship of Isis llamado Helpers of Isis.
 
Fue en 1946 cuando Olivia recibió su primer despertar espiritual relacionado directamente con la diosa Isis. Sin embargo, ella continuó con su vida como escritora hasta que en el año 1960 se trasladó nuevamente a su hogar ancestral, el Castillo Clonegal, con Lawrence y Pamela Durdin-Robertson. En 1963 los tres fundaron el Huntington Castle Center para la meditación y el estudio. Fue entonces cuando Olivia descubrió su talento para liderar a los demás en meditaciones guiadas o “viajes mágicos” como ella los llamaba. Esto sentó las bases para el trabajo que se llevó a cabo posteriormente en Fellowship of Isis. 
 
En 1976, Olivia, su hermano y su cuñada fundaron Fellowship of Isis en el Castillo de Clonegal (Huntington). Esta organización multi-religiosa y multi-cultural tiene miles de miembros en países de todo el mundo, y tiene el propósito de promover una comunión más estrecha entre la diosa y cada miembro, de forma individual y como parte de un grupo más grande. Esta organización también incluye the Druid Clan of Dana (DCD) y la Noble Order of Tara (NOT). 
 
Cuando se le preguntó durante una entrevista en la BBC Radio el 21 de junio del año 1992 acerca de la fundación de Fellowship of Isis, Olivia explicó:

Fue una experiencia espiritual directa, y lo mismo le pasó a mi hermano, yo tenía vocación espiritual para hacer esto por la Diosa -el aspecto femenino de Dios, ya que Dios también es femenino- puesto que el mundo está amenazado por la destrucción, la contaminación, el mal uso de la naturaleza y la estupidez y la codicia humana. Estamos destruyendo el planeta y el Plan Divino parece necesitar hacer hincapié en lo femenino -la caridad, la bondad, el cuidado de la naturaleza, la crianza, la maternidad- todos estos aspectos. No se trata de deshacerse del aspecto masculino, pero ahora es necesario equilibrar la agresión patriarcal y el materialismo. Y somo más que este pensamiento lógico y lineal que siempre está analizando, también  somos aptos para la sanación y la síntesis. 

Con el paso de los años, Olivia escribió una extensa litúrgia para Fellowship of Isis. Tomando antiguos mitos y rituales, Olivia los recreó en su propio estilo, invocando la inspiración directamente de las propias deidades. Ella también escribió su autobiografía espiritual en 1975, titulada “The Call of Isis”, así como un libro sobre la fundación de Fellowship of Isis: “Isis of Fellowship”. 
 
En agosto del año 1993, Olivia fue invitada a asistir a la Centenaria Sesión del Parlamento de las Religiones del Mundo, con el fin de representar a Fellowship of Isis junto con otros delegados de la FOI. Esta fue la primera vez que la religión de la Diosa fue reconocida públicamente como fe por derecho propio en este parlamento. Olivia era una de las dos mujeres del pleno junto a dieciséis hombres,  ella abrió la sesión ofreciendo la bendición de Isis para el mundo. 
 
El 13 de abril de 2007, Olivia celebró sus 90 años junto a familiares y amigos en el Foundation Center, Clonegal Castle. A Olivia le encantaba viajar y hasta pocos años antes de su traspaso hizo viajes regulares a los Estados Unidos, así como a Londres y a Glastonbury. Cuando se le preguntó en una entrevista cuál era su mensaje para el mundo Olivia respondió:

Sé feliz ahora. No te preocupes de si fuíste feliz ayer o si vas a ser feliz mañana. La eternidad se encuentra entre los segundos. Encontrarás a la Deidad, la Diosa, el Dios, ahora. Y tu casa se ​​convertirá en tu santuario. Tienes un santuario en tu hogar -la vela, una vela, una varilla de incienso, allí donde estés allí está el Cielo. Este es mi mensaje, sí, allí donde quiera que estés debe estar el Cielo.

Olivia Robertson falleció pacíficamente y rodeada de su familia el jueves 14 de noviembre del año 2013 a la edad de 96.