La oración de la mañana

 

Fotografía de Armando Picciotto, Sunrise on the Nile


Cada mañana, devotos, sacerdotes y sacerdotisas de Isis, nos unimos en oración en el Rito del Despertar, trazando un puente entre el pasado y el presente al decir las mismas palabras que los antiguos egipcios entonaban para despertar a Isis en sus templos.

Este es un himno antiguo, que deTraci Regula ha hecho renacer con fuerza a través de su libro The Mysteries of Isis, y que la mayoría de Iseums y Lyceums incluyen en sus enseñanzas. Delante de tu altar enciende una vela, respira hondo, prepárate para despertar a Isis dentro de tu ser, para que así te acompañe durante tu jornada. Solo necesitas unos pocos minutos para realizar esta sencilla devoción, repítela tantas veces como desees durante el día para mantener viva la llama divina de tu corazón.

Despierta, Despierta, Despierta, 
Despierta en paz,
Señora de la paz,
Levántate en paz,
Levántate en belleza,
Diosa de la Vida,
Perfecta en el Cielo,
El Cielo está en paz,
La Tierra está en paz.
Oh Diosa,
Hija de Nut,
Hija de Geb,
Amada de Osiris,
Diosa rica en nombres.
Alabanzas a ti,
Alabanzas a ti,
Yo te adoro,
Yo te adoro,
Dama Isis!
 
Aquí sigue la versión en antiguo egipcio:
 
Nehes, nehes, nehes
Nehes em hotep
Nehes em neferu
Nebet hotepet
Weben em hotep
Weben em neferu
Netjeret en Ankh
Nefet em pet
Pet em hotep
Ta em hotep
Netjeret
Sat Nut
Sat Geb
Merit Wesir,
Netjeret asha renu
Anekh hrak
Anekh hrak
Tu a atu
Tu a atu
Nebet Aset!